Saltar al contenido

¿Cómo controlo mi ansiedad?

A pesar de que el estrés en su justa medida puede ser un gran aliado para ayudarnos en la consecución de nuestras metas y fines, lo cierto es que no es bueno en exceso. Y es que el estrés y la ansiedad aumentan nuestros niveles de cortisol - lo cual nos hace adquirir peso - y nos exponen a peligros como enfermedades coronarias, ataques de pánico, obesidad y degeneración celular.

En un mundo lleno de notificaciones, redes sociales e interacciones por doquier - más las ocupaciones diarias del trabajo o de la pareja - es difícil controlar la ansiedad, pero no imposible.

Aunque cada cabeza es un mundo - y a cada persona le funciona algo distinto -, quiero compartir contigo mis 5 secretos para controlar la ansiedad y vencer de una vez por todas al estrés.

¿Cómo controlo mi ansiedad? - Mis 5 secretos

  • Deja de querer controlarlo todo: querer controlarlo todo es una de las causas de estrés y de ansiedad número uno en el mundo. Una de las cosas que hago cuando siento a mi cerebro abrumado es aceptar que hay cosas que dependen de mí y otras que no. Una vez que lo entiendo, puedo centrarme en lo que sí puedo hacer para cambiar lo que no me gusta.
  • La alimentación es tu gran aliada: ciertos alimentos liberan sustancias que no sólo me ayudan a controlar el estrés sino también la ansiedad por dulces o comida basura. A veces consumir algo tan simple como un té de jengibre, un té verde o un té de canela puede marcar la diferencia. También el consumo de frutas y verduras de colores - como las manzanas y las fresas - favorece la oxigenación celular y el estado de calma.
  • Cerebro en modo avión: desconectarnos de todo por algunos minutos al día es necesario. Incluso, hay aplicaciones móviles que gestionan los perfiles de nuestros dispositivos móviles para ayudarnos en esta tarea. Pero personalmente yo prefiero colocar mis dispositivos en modo avión - al menos una media hora al día - y disfrutar de un té o tentempié mientras contemplo mi alrededor o me centro en algún pasatiempo. Es calmante, saciante y me abre la vena creativa.
  • Duerme como un bebé: dormir entre 6 y 8 horas es primordial para un cerebro descansado. Y es que cuando descansamos nuestros pensamientos suelen ser más claros. Mi mayor secreto sobre cómo controlo mi ansiedad es dormir unas 7 u 8 horas en la noche y tomar una siesta energizante durante el día de no más de 30 minutos. ¡No hay nada como levantarse con la cabeza fresca!
  • Intenta algo diferente: en ocasiones, necesito despegarme de lo que estoy haciendo para cambiar mi perspectiva o detener mis frustraciones. Dejar “reposar” el trabajo - o una decisión - es algo necesario cuando la ansiedad toca la puerta. Lo que hago en este caso es enfocar mi atención en algo diferente: puede ser algo simple - como jugar una partida de Tetris o escuchar música - o algo más complejo, como hacer alguna actividad que he estado dejando pasar o limpiar mi escritorio.

Y ¡listo! Acabas de descubrir cómo controlo mi ansiedad. Espero que mis 5 secretos te sirvan para decirle adiós a las preocupaciones y saludar a la felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: